Tranki Punki nace en un garage disfuncional de Barrio Alberdi en 2013, pese a la oposición manifiesta de los vecinos inmediata y mediatamente contiguos. Al principio, las integrantes son cuatro (dos guitarras, bajo y acordeón). Luego de las diversas intervenciones policiales,cuyas actuaciones inspiran el tema “La lakra”, que resume las características de la institución de los azules, la banda aprovecha la resignación de los vecinos para agregar una integrante más: la batería.
Dándole vida a un pegadizo punk balcánico, Tranki Punki ahuyenta a todo tipo de público académico de la misma forma que repele al público en general.
Con melodías que hacen imaginar cómo sería la banda Todos tus muertos si licuáramos a sus integrantes con una campesina tradicional polaca y un arado del siglo XIX, el estilo hibrida el ritmo del punk con uno que otro brote psicótico de hard rock. El acordeón le da ese estilo al mismo tiempo melancólico y festivo que ese instrumento le da a todo intento de banda, aunque sea por defecto.
Para no esconder las innegables influencias de la cumbia, optan por darle un vuelco simbolista a las líricas, variación que fracasa con el relativo éxito que implica el compromiso político en el que desemboca.
Aunque los ensayos hayan sido escasos debido a los ininterrumpidos y fallidos partidos de Belgrano —fondo obligado de todo ensayo de la banda—, la hinchada de la popular, no obstante, se alcanza a entrever en algunas vociferaciones lastimeras distribuidas a lo largo de las canciones.
Gracias a la heterogeneidad de los gustos y disgustos musicales de sus integrantes —y de su poca capacidad de consenso—, Tranki Punki se instituye como una banda original que no teme al fracaso seguro que su fórmula artística cordobesa le depara.
.

Por Sergio A. Iturbe

omentarios en “BIO

Dejá un comentario